Sé curioso contigo mismo

 

Soy Isabel Ibáñez de la Calle y en las entradas anteriores te he platicado a cerca de la creatividad. Existen dos secretos para volvernos más creativos: no censurarnos y ser muy curiosos.

 

¿Más creativos en qué? Podría ser nuestra siguiente pregunta. Y yo podría responder “en todo”, pero eso te dejaría en ayunas, porque es obvio que no se puede ser creativo en todo. Cuando yo pienso en creatividad, pienso en escritura. La razón es obvia, eso es lo que amo y lo que puedo compartir contigo. La buena noticia: más allá de si te gustaría convertirte en escritor, puedes cultivar tu creatividad de la forma más sencilla del mundo, con un lápiz y un papel.  

 

Hoy quiero ahondar en el segundo secreto para ser creativos: ser muy curiosos. ¿Qué implica? Seguro ya te estás imaginando en la India o tirándote del paracaídas; y claro que de vez en cuando hay que darle shots de adrenalina a nuestra existencia. Pero para cambiar, no tienes que esperar los grandes acontecimientos.

 

La propuesta de hoy es: sé creativo contigo mismo. Haz algo que no hayas hecho antes y escribe al respecto. Si te gusta el reto, hazlo durante cinco días, no más, no seas demasiado pretencioso contigo.

 

Cinco experiencias diferentes cinco escritos diferente = cinco escritos diferentes.

 

Hoy, por ejemplo, le di dinero a una persona en la calle, pero no a un mendigo, sino a una persona común y corriente. Me dio muchísima pena hacerlo, llegar y decir: “ey, te puedo dar dinero”. Nunca lo había hecho y por eso me sentí nerviosa, pero también me sentí feliz. Por un mini instante y sin esperar al gran día, hice algo que no había hecho. Me propuse el reto y lo cumplí.

 

Sé muy curioso contigo mismo y escribe.

 

Un abrazo caluroso.

 

 

Isabel 

Escribir comentario

Comentarios: 0