Escritura terapéutica

Las palabras y tú

Esta mañana, una amiga me habló porque quería contarme que se sentía triste. Después de conversar un rato, llegamos a la conclusión de que más que triste, se sentía insatisfecha. Pero tampoco llegamos a nada concreto, entonces no me quedó más remedio que decirle, ¿por qué no lo escribes? “Ay, Isabel, tú siempre con tus cosas”.

 

 

¿Te has preguntado por qué a veces no puedes expresar cómo te sientes? ¿Será porque no existen las palabras, porque no las conocemos o porque no sabemos conectar con ellas? Es lo mejor que me ha pasado, es lo peor que me ha pasado, me sentí mal, me sentí bien, me gustó o no me gustó, son frases que parecen tener mucho significado, pero si le rascamos un poco, no dicen nada. Y aunque esto puede deberse a que muchas veces nos falta vocabulario, el quid del asunto está en que en realidad no sabemos cómo sentimos porque vivimos en el mundo de la abstracción. ¿Qué es la tristeza? ¿Cómo se siente la tristeza? ¿A qué colores te remite?

 

La escritora mexicana Ethel Krauze dividía las palabras en tres niveles: onomatopéyicas, simbólicas y abstractas. Un ejemplo perfecto de palabra abstracta es tristeza o la palabra paz, que hasta hemos buscado un símbolo como la paloma para representarla. Pero ojo, un exceso de palabras abstractas no te hará llegar al corazón de lo que sientes, porque tu tristeza no es igual a la de nadie más, no es igual todos los días. Lo dice pero no lo muestra, y si esto es malo para expresarnos, es aún peor para autoconocernos y por lo tanto llegar a transformarnos

 

No es lo mismo decir: me siento triste, a me siento como cuando llegas a casa con muchísima hambre y la sopa está tibia, no está mal, pero tampoco te satisface. La sopa tibia apela a una sensación que todos o casi todos hemos tenido. Por eso acaba teniendo mucha más entidad. 

 

¿Sabes cuál es la mejor manera de concretar lo que sientes? Escribiéndolo, sacándolo de ti. Porque muchas veces, no sólo se trata de que no sepamos hacerlo, sino de que no nos atrevemos. 

 

 

El ejercicio que te propongo a continuación es elegir diez palabras concretas que se identifiquen contigo. Puedes compartirme tu palabras por medio de mi página de internet isabelibanezdelacalle.com puedes escribirme a mi Facebook: Isabel Ibáñez de la Calle. Búscame en Instagram o en Twitter como @isabelibanez

 

Hasta la próxima.  

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0